El Perdón, El Punto De Partida Marcos 2:1-12


INTRODUCCION:

El tema del libro de Marcos es: ¿Quién es Jesús?. En esa línea de pensamiento, a estas alturas Marcos ha dejado ver pistas que permiten vislumbrar respuestas acerca de la pregunta que el mismo ha planteado. Jesús es el que ha venido a levantar a la humanidad perdida, a sanar el alma y el cuerpo del hombre y el diablo y los demonios lo identifican perfectamente. Es común en el relato de Marcos los siguientes dos detalles: El primero, siempre que Jesús llegaba a un sitio la gente se agolpaba. Lo anterior revela la gran necesidad en la que el pueblo se encontraba cuando Jesús inicio su ministerio. El segundo, la presencia de los escribas y fariseos entre la gente. Es importante este detalle porque estos personajes eran las autoridades religiosas y quienes influían directamente en el pensamiento del pueblo acerca de su relación con Dios. Jesús tenía ante sí un auditorio diverso, difícil y con una tradición de 3.000 años. El reto: Mostrar la verdad en medio de la confusión de un pueblo necesitado y oprimido. ¿Se parece a lo que pasa hoy en nuestras ciudades?. Encontramos en el relato de Marcos a un hombre paralitico, quien es traído por sus amigos a los pies de Jesús. Este hombre fue:

I. PERDONADO:

Es admirable la actitud de los amigos del paralitico. Mucha gente confunde el texto y ha creído que el mensaje de este pasaje es la fe. Sin embargo y teniendo en cuenta el tema del libro de Marcos, ¿Quién es Jesús?, no podemos desviar nuestra mirada de lo importante y principal que es EL SEÑOR. No obstante de estos cuatro hombres podemos resaltar varios detalles: Lo primero era que amaban a su amigo, lo segundo, tenían una genuina preocupación por el, tercero, corrieron riesgos para ayudarle, cuarto, tenían la esperanza que a lo mejor el paralitico ya había perdido y se la dieron a su amigo en el momento justo. Es fácil suponer, que el Señor valoro la actitud de estos hombres. Pasaron por la multitud, subieron al techo, lo abrieron, lo bajaron en una camilla. Particularmente creo que la sanidad del paralitico también es un reconocimiento y una honra al verdadero amor. Al amor de estos hombres que dieron todo en ese momento por la sanidad de su amigo trayéndolo adonde estaba Jesús.

Jesús conocía las necesidades más intimas de los hombres y sabia que la primordial era la reconciliación con Dios. POR ESO VINO. Cuando tiene al hombre enfrente, no dice nada de su enfermedad, le dice: “Tus pecados te son perdonados”. Con esta expresión el Señor quiso señalar que la principal necesidad del hombre es reconciliarse con Dios y eso solo se consigue atraves del perdón. No sabemos las causas de la enfermedad del paralitico. A lo mejor para este hombre era lo más grave. El Señor apunta a lo esencial, apunta al alma del hombre y su alma necesitaba el perdón. El Señor apunta a lo verdaderamente importante, perdón para reconciliación.

¿Quién es Jesús?: Aquel que nos reconcilia con Dios atraves del perdón.

Como siempre, aparecerán los que se oponen. El no creer en la obra de Cristo es muestra de incredulidad.

Resonancia:

Hoy en día estamos igual. ¿Quién es Jesús?. La Iglesia de hoy en sus diferentes corrientes teológicas ofrece muchas respuestas. Desafortunadamente muchas de estas respuestas son erradas. Para saber ¿Quién es Jesús?, tenemos que oír que es lo que El dice de El mismo. Antes que nada, es clara la gratuidad de la obra de Cristo, por eso, es que es tan chocante el tema de los trueques con Dios que muchos predican. Aspectos para destacar: En primer lugar, hoy la Iglesia ha perdido la pasión por los perdidos, por los necesitados. La Iglesia poco trae a la gente a los pies de Cristo. La actitud de los cuatro amigos del paralitico casi no se ve hoy. Ni en la misma Iglesia encontramos el amor genuino. Somos los primeros en desobedecer el segundo gran mandamiento. Cuanta gente necesitada del Señor. Vivimos en un mundo donde abundan muchas cosas materiales pero que carece de lo esencial, carece de una relación con Dios. Los hombres se han vuelto especialistas en rechazar el perdón. En la Iglesia nos hemos vuelto especialistas en evadir la comunión con Dios, casi no hay vida devocional. Muchos de nosotros vivimos dobles vidas, sabemos que necesitamos arrepentirnos y pedir perdón a Dios y no lo hacemos manteniéndonos de manera terca y obstinada en el pecado. Es posible que muchos de nosotros necesitemos a gritos ser perdonados por Dios, es hora de pedir perdón, Jesús está disponible aun. La gente no viene a Jesús porque e nosotros “La Iglesia”, no se refleja el resultado de una verdadera relación con Dios. ¿Qué haremos al respecto?.

“Todo comienza con el perdón”

II. LEVANTADO:

Hay dos connotaciones de la palabra levántate en el texto. La primera es la que tiene que ver con el alma del hombre. Los judíos habían esperado por casi tres mil años al Mesías. Tenían a Jesús al frente y no lo veían, no lo identificaban. Dios había tratado con ellos de muchas maneras. El desierto, el hambre, la opresión de sus enemigos, entre otras, durante toda la historia que relata el antiguo testamento. La lucha de Dios con su pueblo tenía como objetivo que se relacionaran con EL de la manera correcta, a la manera de Dios, sin embargo, el pueblo camino entre la obediencia y la desobediencia siendo esta ultima la que predomino en el tiempo. La lucha de Dios con su pueblo era mantener una relación especial con Ellos, de tal manera que llegaran a conocerlo y a disfrutar no solo de las bendiciones que EL les daba sino de la comunión con Dios mismo. Muchos lo entendieron. David dijo: “Mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos”. Oseas profetizó en este sentido: “Mi pueblo pereció por falta de conocimiento”. Jesús lo que estaba haciendo era decirle al pueblo judío, YO el Hijo de Dios he venido para que me vean, para que me palpen, para que me conozcan de manera visible a ver si ahora es posible que se relacionen con mi Padre como El lo desea. YO SOY EL CAMINO, viene a través del perdón que el Padre les otorga en mí. La segunda connotación es la de la sanidad física. Después de darle el perdón, Jesús le dice: Levántate y camina y ve a tu casa.

Resonancia:

El Señor perdona para luego levantarnos. Y nos levanta para que le conozcamos como El quiere. ¿Cuántos de nosotros hoy, vivimos como si nuca hubiésemos sido perdonados y levantados?. ¿Con cuántos de nosotros Dios sigue luchando como con Israel en el Desierto?, ¿Cuántos de nosotros a pesar del tiempo que llevamos en el evangelio no conocemos al Señor?. ¿Cómo se que conozco al Señor?, la respuesta es: Que tanto lo imitamos, que tanto nos parecemos a Él. El perdón sin levantar no tiene sentido. Es posible que hubiésemos sido perdonados y levantados y luego haber caído de nuevo. ¿Qué tan enferma esta nuestra alma?. Pidámosle al Señor: Levántame.

“Todo comienza con el perdón”

III. RESTAURADO:

“Y El se levanto”. El perdón nos abre la puerta a la restauración. Al inicio del relato, encontramos a un paralitico que dependía de otros, un hombre que posiblemente había perdido toda fe y esperanza, un hombre que a lo mejor fue convencido por sus amigos para venir. Un hombre amargado por su incapacidad, resentido a lo mejor con Dios y con la vida. Un hombre que es posible culpara a los demás de su desgracia. Un hombre que se había resignado a morir así y con su alma atormentada por tener que pedir ayuda a otros para suplir sus necesidades. Este hombre derrumbado por su situación y dañado en su corazón por las consecuencias de su enfermedad es traído a Jesús y literalmente es reparado por el Señor. Jesús lo repara tanto física como espiritualmente. Le restaura su alma, su cuerpo, su fe, su espiritualidad.

Aquí hay un cuadro completo de la obra de Cristo. Jesús vino a restaurar al ser humano en su integralidad.

Resonancia:

Porque no hacemos un ejercicio. Recordemos por un instante a nuestros vecinos, compañeros de trabajo, familiares, hijos, esposas, y a nosotros mismos. Quizás aquí hay algunos que han perdido toda esperanza, que vivimos amargados por las circunstancias, resentidos con Dios y con la vida. Es posible que algunos de los que estamos aquí estemos derrumbados por dentro, que tengamos el corazón herido y dañado. Tengo una excelente noticia. Estamos ante el experto restaurador de vidas. Podemos revisar nuestras vidas por un momento. Si lo que ves es cenizas, eso no es problema para el Señor. El material para que El Señor construya esta en el derrumbe que El encuentre. Humildemente digámosle a Dios, construye a partir de mis ruinas.

“Todo comienza con el perdón”

CONCLUSION:

¿Cómo vamos a responder a este mensaje?. Seguramente, el Señor ya ha hecho un diagnostico de nuestra vida a partir de esta palabra.

Si necesito ser perdonado, aquí está el perdonador.

Si necesito ser levantado, aquí está el que levanta.

Si necesito ser restaurado, aquí está el que restaura.

Todo comienza con el perdón.

¿Qué esperamos?

Trabajemos con el Señor para edificar vidas solidas en Dios.

Acerca de bereano20

Por mas de 23 años he estudiado las Escrituras. Quiero animarles a meterse en las profundidades de la Palabra de Dios. I have gone into the writings for over 23 years. I want to encourage them to get involved in the depths of the Word Of God.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s