Ilustraciones De Los Tiempos Bíblicos (Parte 1)


Imagen 1

Redimiendo herencias perdidas. La Ley del Antiguo Testamento proveía la manera por la cual una herencia que se había perdido, podía ser redimida a través de un go-el o pariente redentor. Si un hombre, por causa de su pobreza, se veía forzado a hipotecar su propiedad y luego le era imposible hacer el pago en la fecha del vencimiento de la hipoteca, entonces la persona que tenía la hipoteca podía retener la propiedad hasta el Año del jubileo (cada cincuenta años). En ese momento volvía automáticamente a su primer propietario. Pero antes de este tiempo, un pariente con derecho a redimir (el más relacionado por sangre) podía ir a las autoridades civiles y, mediante el pago, recobrar la tierra de su familiar. Si el pariente hubiere muerto sin heredero, entonces era obligación del que redimía casarse con su viuda y levantar nombre a su pariente.

Imagen 2

Los limosneros en los tiempos bíblicos. En tiempos del Antiguo Testamento, la idea de que un limosnero fuera de puerta en puerta pidiendo caridad era muy poco común entre los judíos. La Ley de Moisés proveía para los necesitados pidiendo que los judíos dejaran a propósito algo de su cosecha para los pobres. También las propiedades hipotecadas se devolvían al propietario original en el año del Jubileo. De cualquier manera, los limosneros no eran del todo desconocidos porque Ana habla de ellos en su canto de acción de gracias.

Imagen 3

Distintivo de algunos instrumentos musicales del Antiguo Testamento. En el Antiguo Testamento la palabra arpa es traducida por lira. El órgano antiguo se parecía más a la flauta, que a ningún otro instrumento. El salterio y la viola son instrumentos de cuerda, pero hay mucha incertidumbre acerca de su naturaleza exacta.

Imagen 4

Cánticos y música del Nuevo Testamento. En el Nuevo Testamento tenemos el Magnificat, o Canto de María, como anticipación al nacimiento del Salvador, y el Benedictus o Canto de Zacarías, entonado después del nacimiento de Juan el Bautista. También el Canto de los ángeles a los pastores de Belén; el Nunc Dimittus de Simeón en la presencia del niño Jesús en el Templo; el himno de la iglesia primitiva (1 Timoteo 3.16); una Canción nueva (Apocalipsis 5. 9-10); la Canción de Moisés y el Canto del Cordero (Apocalipsis 15.3,4).

Imagen 5

Algunas canciones de la Biblia hebrea Además del libro de los Salmos, hay numerosos poemas bíblicos que originalmente eran entonados como canciones y ahora forman parte de la Biblia hebrea. El cántico entonado por Moisés y María, su hermana, en el Mar Rojo es uno de ellos. Cuando Dios proveyó de agua a Israel en el desierto, cantaron la canción del pozo. Moisés dio sus advertencias e instrucciones finales a Israel a través de una canción que les enseñó. El Canto de Débora se entonó para celebrar la victoria sobre los cananeos. El Canto de Ana se hizo como acción de gracias por el nacimiento de su hijo Samuel. El Cantar de los Cantares de Salomón era para celebrar el amor entre el Señor e Israel, su novia.

Imagen 6

Lo que los judíos del Antiguo Testamento hacían en tiempos de enfermedad. Ordinariamente los judíos no acudían a los médicos cuando estaban enfermos. Hay muy pocas referencias a los médicos en los días del Antiguo Testamento. Hay muchos ejemplos de oración al Señor por la sanidad de las enfermedades bajo la dispensación de la ley. Moisés oró por la salud de los israelitas que fueron mordidos por las serpientes.

Imagen 7

Tiempo de la cosecha. En el Oriente, el tiempo de la cosecha es siempre un tiempo de grandes festividades. Para los judíos de los tiempos de la Biblia, era también un tiempo de gran alegría. La ley estipulaba dos fiestas que eran también festivales de las cosechas. La primera de ellas se llamó en un tiempo “La fiesta de la Siega” y más tarde “Fiesta de Pentecostés”. Esta fiesta se celebraba después de la cosecha del grano. Era para dar gracias a Dios por la cosecha que se había recogido. Era tiempo de descansar del trabajo. También eran tiempos de fiesta. La segunda de estas fiestas era llamada de Recolección y se celebraba después de recogidas las cosechas de grano, fruta, vino, aceite. Éste también era el tiempo de dar gracias a Dios por las cosechas. Se le llamaba también “Fiesta de los Tabernáculos” porque la gente moraba en cabañas para recordar los días pasados en el desierto.

Acerca de bereano20

Por mas de 23 años he estudiado las Escrituras. Quiero animarles a meterse en las profundidades de la Palabra de Dios. I have gone into the writings for over 23 years. I want to encourage them to get involved in the depths of the Word Of God.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s