¿En Qué Condiciones y Circunstancias Las Devociones Derivan En Violencia?


Antes de comenzar a leer, quiero aclarar algunas cosas: Primero que no soy experto en el Islam. Segundo: Muestro la posición de Musulmanes ortodoxos, sin opinar al respecto, como dije soy ignorante frente al tema. Tercero: Me parece interesante conocer algunas cosas de carácter general sobre el Islam. Lo anterior nos da una mínima base para opinar sobre el tema. Cuarto: Tomo lo que sucede con el fundamentalismo islámico para plantear un tema general y quinto: Mi objetivo es que tengamos un pequeño punto de partida para reflexionar sobre lo que se plantea y si es posible emitir un concepto al respecto.

Desde hace varios días he estado inquieto en mi corazón y pensando en el porqué de la violencia religiosa. Esta reciente la muerte de Osama Bin Laden y he escuchado declaraciones de algunos líderes musulmanes al respecto lo que llamo mi atención. Aunque tenía idea de que muchos de ellos no estaban de acuerdo en lo que este hacía, nunca había escuchado afirmaciones tan categóricas como las siguientes: “El no representa a los musulmanes”, “Los musulmanes no somos así (violentos)”. Surgen entonces varias preguntas: ¿Qué dice el Corán acerca de la violencia?, ¿Qué pasa al interior del Islam?, ¿Por qué la Yihad?.En primer lugar y según un documento muy preciso y conciso que se llama “¿Qué dice el Islam sobre el terrorismo”?, en donde hacen un breve resumen de lo que el Corán dice acerca de él, se puede ver que de ninguna manera, este respalda y apoya la violencia y mucho menos la muerte de gente inocente.

(http://s1.islamhouse.com/data/es/ih_articles/single/es_Que_dice_%20Islam_sobre_terrorismo.pdf).

En segundo lugar, los musulmanes inicialmente se componían de tres grupos: Los que admiten la Sunna, denominados sunitas, el Islam ortodoxo, Los partidarios de Ali, Chiitas y los que no apoyan ninguna de las dos tendencias, los jariyíes, que dieron muerte a Alí y lo intentaron con Muawiya puesto que consideran que el poder solamente reside en Dios. Ya en la era moderna surgen dos corrientes nuevas, El Wahabismo que es un movimiento religioso integrista dentro del sunnismo, y el Deoband, el Islam paquistaní que actuaba en reacción con el Imperio Británico e India. Su objetivo es proteger su fe en un momento de gobierno no musulmán. Hasta aquí ninguna de estas corrientes apoya la violencia ni el terrorismo.

El penúltimo movimiento o corriente dentro del Islam es el Fundamentalismo. Los tradicionalistas o fundamentalistas propiamente dichos, no son un movimiento político sino una corriente ortodoxa dentro del islam, defensora de la sharia en su interpretación más tradicional. La denominación fundamentalismo no es aceptada por todos los autores, al ser considerada una trasposición de un concepto occidental. Algunos autores árabes también utilizan esta denominación, adaptada al árabe (usuliyya). Sus características esenciales, que la diferencian de los movimientos políticos designados a veces con el mismo nombre, son: En materia de interpretación del islam, son defensores de la tradición. El islam no tiene clero, por lo que teóricamente cualquier creyente tiene capacidad para interpretar los textos sagrados y extraer de ellos las aplicaciones para la vida cotidiana que necesite. Es lo que se llama ijtihad o esfuerzo de interpretación personal, que la doctrina islámica reconoce como algo perfectamente posible. Sin embargo, la tradición, a lo largo de los siglos, ha consagrado lo que se denomina el cierre de las puertas del ijtihad; esto es, la tradición niega al simple creyente la capacidad de interpretar por sí mismo los textos sagrados y otorga esa facultad en exclusiva a los ulemas, organizados en diferentes madhabs o escuelas legales. Ante cualquier problema, el creyente debe abstenerse de hacer una interpretación propia, y acudir a un experto para que emita un dictamen o fatwa. Los fundamentalistas son defensores de esta tradición; por tanto, del poder y la omnipresencia de los ulemas como guías de la sociedad. El último es el Neo fundamentalismo que introduce que a cualquier enemigo deckarado del Islam puede atacársele violentamente. En resumen, el fundamentalismo islámico pretende unificar todas las corrientes de la religión musulmana alrededor de una sola interpretación en donde la Jihad o Yihad es eje fundamental de la misma. Por eso es que encontramos a fundamentalistas musulmanes asesinando a musulmanes de las otras corrientes por no estar de acuerdo en esta interpretación.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fundamentalismo_isl%C3%A1mico

En tercer lugar, para definir el término Yihad o Jihad, extraemos del folleto citado arriba lo siguiente:

“Mientras el Islam en general es mal entendido en el mundo occidental, quizás no otro término islámico evoca tal fuerte reacción como la palabra “jihad”. El término ‘jihad’ ha sido muy abusado, para evocar las imágenes extrañas de musulmanes violentos, forzando a la gente a rendirse en el punto de la espada. Este mito fue perpetuado a lo largo de los siglos de desconfianza durante y después de las Cruzadas. Lamentablemente, esto sobrevive hasta este día. La palabra Jihad viene de la raíz de la palabra jahada, que significa lucha. Así entonces Jihad es literalmente un acto de luchar. El Profeta Mujammad (la paz sea sobre él) dijo que la mejor de las jihad es luchar contra las sugerencias insidiosas de nuestra propia alma. Así jihad principalmente se refiere a la lucha interior de una persona de virtud y sumisión a Dios en todos los aspectos de vida. En segundo plano jihad se refiere a la lucha contra la injusticia. El Islam como muchas otras religiones, permite la auto defensa, la retribución contra la tiranía, explotación y opresión. El Glorioso Qur’an dice: ¿Por qué no queréis combatir por Alá y por los oprimidos -hombres, mujeres y niños que dicen:”¡Señor! ¡Sácanos de esta ciudad, de impíos habitantes! ¡Danos un amigo designado por Ti! ¡Danos un auxiliar designado por tí!”? [Qur’an 4:75] Por lo tanto el Islam impone sobre sus creyentes el esforzarse extremadamente, en la purificación de ellos mismos, así como en el establecimiento de la paz y la justicia en la sociedad. Un musulmán nunca puede estar descansando cuando ve la injusticia y la opresión alrededor de él. Como Martin Luther King junior ha dicho: “Tendremos que arrepentirnos en esta generación no simplemente por las palabras odiosas y las acciones de las personas malas, sino también por el silencio espantoso de la gente buena.” El Islam impone sobre todos los musulmanes el trabajar activamente para mantener el equilibrio en el cual Dios creó todo. Sin embargo, independientemente de cuan legítimo puede ser la causa, el Qur’an Glorioso nunca perdona la matanza de la gente inocente. La acción de aterrorizar a la población nunca puede ser llamada como jihad y nunca puede ser reconciliada con las enseñanzas del Islam”.

Según lo anterior, la Yihad o Jihad se refiere a la lucha del musulmán por alcanzar la santidad. Esto ha sido trasladado por algunos como la guerra por purificar al mundo, es decir, acabar con los infieles.

Planteamos otra pregunta: ¿Hay fundamentalismo en las demás religiones?, ¿Hay fundamentalismo en el cristianismo?.

La respuesta a la primera pregunta es: Si. Desafortunadamente todas las religiones que existen son de carácter fundamentalista solo que la mayoría no utiliza la violencia para atentar en contra de la vida de los demás. La respuesta a la segunda pregunta es: Si. Lamentablemente existen grupos y movimientos dentro de la Iglesia Cristiana que son abiertamente fundamentalistas. Su interpretación o revelación es la que sirve, nadie puede excluirse porque quedará estancado y sin bendición, etc.

¿Cuál sería entonces la primera conclusión de lo que hemos expuesto hasta ahora?.

La primera respuesta que al parecer es más acertada y contundentes para la primera parte de la pregunta planteada acerca de cuáles serían las condiciones para que la devoción (sea cual sea) derive en violencia es: “La Equivocada Interpretación De La Doctrina”. No estamos hablando de una religion, de una devoción o de una fe en particular, estamos hablando de una realidad que nos atañe a todos. “Cuando se interpreta mal una doctrina, una orden o un texto que para mí es sagrado, la consecuencia es una mala conducta, unas malas acciones y un estilo de vida religioso equivocado”. Pasa en todas partes. Lo que se plantea es: “La correcta interpretación de la doctrina es básica para el desarrollo de la vida espiritual y para entender a la divinidad”.

Una incorrecta interpretación del Corán, alimentada por el odio, la venganza y las continuas agresiones de occidente y oriente, ha derivado en la muerte de mucha gente inocente y lo anterior no tiene nada que ver con ningún dios, ni líder religioso alguno.

La segunda respuesta. La devoción deriva en la violencia cuando el hombre coloca a la divinidad en un plano inferior a el mismo, es decir lo que el hombre haría en su condición más primitiva e irracional es justificado por su fe o devoción a algo o a alguien y sin darse cuenta el dios a quien adora o a quien sigue termina siendo muy inferior y aún más bárbaro que el mismo hombre en su condición de irracionalidad más extrema. Aquí surgiría una pregunta: ¿Cómo es que adoro o sigo a un dios o sigo a un líder que es inferior a mí?.

La tercera respuesta sale de responder una pregunta: ¿Lo que hago corresponde a la naturaleza o esencia del dios a quien adoro?. Se le atribuyen atraves de la historia demasiadas cosas a los dioses o a Dios mismo siendo falso.

En el caso de los cristianos Ver:

http://bereanocomprueba.blogspot.com/2010/09/el-nombre-de-dios.html y http://bereanocomprueba.blogspot.com/2010/09/en-nombre-de-dios.html

La segunda parte de la pregunta, en lo que se refiere a las circunstancias en las que la devoción deriva en la violencia podemos decir lo siguiente:

La primera respuesta tiene que ver, con que no podemos dejar la interpretación de los textos sagrados a alguien que no esté debidamente preparado. Muchos se atribuyen revelaciones especiales para justificar las interpretaciones que hacen. Es básico que quien hace una interpretación esté preparado tanto espiritual como en lo académico para realizarla. Quedar a merced de un intérprete que de manera irresponsable dirija a todo una comunidad no solo es nocivo sino que puede ser mortal. La historia nos da muchos ejemplos.

La segunda respuesta está en el nivel de conocimiento que tienen los creyentes. Un creyente bien preparado es un creyente que4 no va a tragar entero. Que se va a dar cuenta que no le están diciendo la verdad, que lo están engañando. Un creyente sin conocimiento y además crédulo e ingenuo va como cordero al matadero.

En el caso de los musulmanes, quedar a merced de un ulema radical y fundamentalista es mortal.

La tercera respuesta, tiene que ver con las técnicas de manipulación que se practican sobre la gente. La violencia no es solo física, también es psicológica y mental. Steven Hassan en su libro: Cómo Combatir las Técnicas de Control Mental de las Sectas, describe cuatro aspectos de esta violencia mental y psicológica que se realiza a fin de controlar al individuo. Aunque el libro se refiere a los que sucede en las sectas, los conceptos son aplicables al tema que estamos tratando. Solo un autómata haría las locuras que muchos hacen y en el ejemplo concreto de los fundamentalistas musulmanes la autoinmolación. He aquí un breve resumen de estos cuatro aspectos. (El libro lo encontramos en: http://libroweb.wordpress.com/2007/10/18/como-combatir-las-tecnicas-de-control-mental-de-las-sectas-steve-hassan/).

En primer lugar, para que acepte de manera absoluta una interpretación particular buscan Controlar mi comportamiento

El control del comportamiento es la regulación de la realidad física del individuo. Incluye el control de su entorno -el lugar donde vive, qué ropas viste, qué come, cuántas horas duerme-así como su trabajo, rituales y otras acciones que realiza.

La necesidad de tener el control del comportamiento es la razón por la cual la mayoría de las sectas prescriben unos horarios muy rígidos a sus miembros. Cada día, una parte importante del tiempo se dedica a los rituales de la secta y a las actividades de adoctrinamiento. También es habitual que a los miembros se les asigne el cumplimiento de unas metas y tareas específicas, lo que restringe su tiempo libre y su comportamiento. En la secta destructiva siempre hay algo que hacer.

En segundo lugar, controlar el pensamiento

El control del pensamiento, el segundo componente de importancia en el control mental, incluye un adoctrinamiento tan profundo de los miembros que éstos interiorizan la doctrina del grupo, incorporan un nuevo sistema de lenguaje, y utilizan técnicas de interrupción del pensamiento para mantener las mente «centrada». A fin de ser un buen miembro, la persona debe aprender a manipular sus propios procesos de pensamiento.

En las sectas totalísticas, la ideología es interiorizada como «la verdad», el único «mapa» de la realidad. La doctrina no sólo sirve para filtrar la información que se recibe sino también para regular cómo se debe pensar sobre esta información. Por lo general, la doctrina, que es absolutista, lo divide todo en «blanco contra negro», «nosotros contra ellos». Todo lo que es bueno está representado por el líder y el grupo. Todo lo que es malo se halla en el exterior.

En tercer lugar está el control emocional. El control emocional, intenta manipular y reducir el alcance de los sentimientos del individuo. El miedo y la culpa son las herramientas necesarias para mantener a la gente bajo control. La culpa es, con toda probabilidad, el arma emocional más sencilla y eficaz que existe para conseguir la conformidad y la sumisión. La culpa histórica (por ejemplo, el hecho de que Estados Unidos lanzara la bomba atómica sobre Hiroshima), la culpa de identidad (por ejemplo, un pensamiento del tipo «No vivo de acuerdo con mi potencial»), la culpa por acciones del pasado (por ejemplo, «Hice trampas en el examen») y la culpa social (por ejemplo, «Hay gente que muere de hambre») pueden ser explotadas por los líderes de las sectas destructivas. Sin embargo, la mayor parte de los miembros de una secta no pueden ver que utilizan la culpa y el miedo para controlarlos. Están tan condicionados a culparse siempre a sí mismos que responden con gratitud cada vez que el líder les señala uno de sus «defectos».

En algunos grupos, la felicidad estriba en seguir las órdenes del líder, en reclutar el máximo número de individuos o en donar una buena cantidad de dinero. La felicidad se define como el sentido de comunidad que brinda la secta a todos aquellos que disfrutan de una buena posición.

La lealtad y la devoción son, entre todas las emociones, las más respetadas. Los miembros no están autorizados a sentir o expresar emociones negativas, excepto hacia los foráneos. Se les enseña que nunca han de experimentar sentimientos hacia su propia persona o sus propias necesidades, sino que deben pensar siempre en el grupo, sin quejarse jamás. No podrán nunca criticar al líder, pero en cambio deberán criticarse a sí mismos.

Por ultimo está el control de la información: La información es el combustible que utilizamos para que nuestra mente funcione correctamente. Niéguele a un individuo la información que necesita para emitir un juicio acertado y será incapaz de hacerlo. La gente permanece atrapada en las sectas destructivas porque no sólo se le niega el acceso a una información crítica sino que además ha sido despojada del mecanismo interno necesario para procesaría. El control de la información tiene un impacto tan dramático como devastador.

En muchas sectas totalísticas, los adeptos cuentan con un mínimo acceso a los periódicos, revistas y programas de radio y televisión ajenos a la secta. Esto se debe en parte a que están tan ocupados que no disponen de tiempo libre. Cuando leen, por lo general se trata de libros o folletos de propaganda editados por la secta, o de material que ha sido censurado para «ayudar» a los miembros a que se mantengan centrados.

El control de la información también se extiende a todas las relaciones. No se permite a los miembros que discutan entre si nada que sea crítico respecto al líder, la doctrina o la organización. Los adeptos se espían los unos a los otros e informan a los líderes de las actividades incorrectas o de los comentarios.

Para terminar: ¿Cómo creemos que reaccionaria alguien que se dé cuenta o que sepa que ha sido sometido a estas técnicas de manipulación?.

Conclusiones

Los hombres tienen necesidad de lo espiritual. En el caso de los que creemos en Dios, buscamos saciar esa necesidad en El. En el caso de los que tienen otras devociones, hacen lo mismo. Ambos tenemos algo en común. Para los cristianos Dios es nuestra referencia de perfección, para otras religiones o devociones, su dios o líder es su referencia de perfección. En ambos casos, muchas veces el comportamiento de los creyentes no es coherente con Dios o con su referente espiritual. Cuando esto sucede, queda en evidencia una mala interpretación de la doctrina.

Y esta es la razón por la que existen miles de religiones. Interpretaciones particulares de Dios, de Jesús, de Mahoma o de quien sea, han conducido a la humanidad a un caos espiritual y a una confusión que hecho que el escepticismo aumente considerablemente.

Mientras Dios y el evangelio de Cristo, al igual que muchas de las doctrinas existentes hablan del amor, de la paz, de la solidaridad, de la generosidad, de la convivencia pacífica, etc., en la práctica no suceden estas cosas porque en nuestro egoísmo y arrogancia lo que hemos hecho es querer atribuirnos el control y el poder sobre la gente y que esta haga lo que nosotros queramos mediante interpretaciones particulares y amañadas de los textos que tenemos como base doctrinal. Esto al final es un uso perverso de la religión para fines individuales, egoístas y aun políticos. Lo mismo que describe Apocalipsis 13.

Por último:

Con profundo amor y afecto me dirijo a mis hermanos en la fe, creyentes en Dios y en El Señor Jesucristo. Hice un brevísimo y corto análisis del caso más extremo que existe acerca de cómo una devoción puede derivar en violencia.

El llamado y la exhortación son a ser intérpretes fieles, responsables y sobre todo coherentes con la Biblia y el Evangelio en el caso de nosotros los cristianos. ¿Qué tanto de lo que se predica hoy en la Iglesia, corresponde a la esencia y el carácter de Dios?. ¿Corresponde la conducta y el estilo de vida de los cristianos a la esencia y el carácter de Dios?. ¿Estamos manipulando a la gente con interpretaciones particulares de las Escrituras con el fin de que hagan lo que nosotros queremos?.

¿Los cristianos hemos colocado a Dios en un plano tan inferior y terrenal que Dios quiere lo mismo que nosotros aun renunciado a lo que Él quiere para nosotros?. Dios nos ilumine.

Espero y anhelo que cada una haga su reflexión particular sobre el tema.

Dios les bendiga

Acerca de bereano20

Por mas de 23 años he estudiado las Escrituras. Quiero animarles a meterse en las profundidades de la Palabra de Dios. I have gone into the writings for over 23 years. I want to encourage them to get involved in the depths of the Word Of God.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s