“CON AMIGOS ASI, PARA QUE ENEMIGOS” JOB 32:1


Comencemos haciendo un recuento de quien era Job. Encontramos a un hombre con cuatro características:

1. Era un hombre espiritual: Justo, recto, apartado del mal, temeroso de Dios y disciplinado en su relación con Dios. Job 1:1

2. Era un hombre con una buena familia.

3. Era un hombre apreciado por la sociedad.

4. Era un hombre rico.

¿Qué más se le puede pedir a la vida?

Un día aparece el Diablo y muy al estilo de la teología (El Diablo sabe teología y la acomoda. A El no le conviene que la estudies porque así te puede engañar), que en la época se manejaba argumenta con Dios. Job es fiel porque tú lo bendices, quítale la bendición y veras que se aparta. Al final Dios le permite dejar a Job sin nada y enfermo. De tenerlo todo paso a no tener nada. ¿Qué contraste tan difícil?. Su espiritualidad es puesta a prueba, perdió a sus hijos, pierde el status social, queda en la quiebra y su mujer lo remata cuestionando su fe. Job 2:9. ¿Que tal que a alguno de nosotros nos suceda esto?. Una de las primeras conclusiones que nos deja el libro de Job es que los Justos estamos expuestos a los vaivenes de la economía, a la violencia, al comportamiento hipócrita de la sociedad moderna, a la envidia, a quedar sin nada. En medio de esta situación, tres amigos de Job se enteran de su desgracia: Elifaz, Bildad y Zofar, vienen al parecer de otras ciudades (El texto da a entender que no vivían en la misma ciudad que Job. Se ponen de acuerdo y deciden venir a consolarlo). Job 2:11-13. Hasta allí todo bien. Cuando lo ven lloran y se sientan siete días a acompañarle sin decir una sola palabra hasta que Job Habla (Costumbre oriental). Luego y muy a la manera de la época (Que es la misma nuestra), tratan de buscarle una razón a la situación de Job y para ello echan mano de la teología de la época, la misma que uso el Diablo para argumentar con Dios. Se llama Teología Retributiva y tiene tres elementos:

1. La culpabilidad.

2. El castigo.

3. El arrepentimiento.

Si Job cayó en desgracia es porque peco, el culpable de su situación es el mismo, debe arrepentirse para no ser castigado. Luego asumen una conducta que aun hoy tenemos. Comenzar a hurgar, a escarbar en la vida de Job, a intentar descubrir las intimidades de la vida de Job y a especular sobre las causas de su fracaso. ¿Esto se ve hoy en la Iglesia?, ¿Es esta nuestra función como hermanos?. Su actitud demuestra la motivación de su visita. Ellos dijeron vamos a consolar a Job, pero en su corazón lo que pensaron es vamos a confrontar a Job. Ellos no se dolieron de las pérdidas materiales de su amigo, de ser así le hubieran llevado dinero para comprar una casa, le hubieran llevado un mercado y le hubieran ayudado a sobrellevar su enfermedad (Contrastar con la parábola de El buen Samaritano). Ellos lo que querían en parte era demostrar su superioridad espiritual.

A continuación se resumen las intervenciones de los tres amigos.

Elifaz

– Exhorta a Job por su desanimo. No tienes derecho a angustiarte. Tú que has aconsejado a tantos que mantengan la calma y la confianza en Dios y mira como estas. Tú que enseñas no practicas. ¿Es esto cierto?, ¿Sera verdad que los maduros y espirituales no tienen derecho a manifestar su humanidad so pena de ser considerados inmaduros o faltos de espiritualidad?, ¿Sera que son extraterrestres?. Aunque sea un hombre espiritual no dejo de ser humano.

– Los hombres recogen lo que han sembrado.

– Busca a Dios. El concepto equivocado de que la causa de los problemas es la falta de búsqueda o de oración.

– El sufrimiento es el medio que Dios usa para corregir.

– Evalúa tu vida

– Eres irreverente

– Tu dolor es el castigo

– Tu eres sumamente malo

– Acepta que has pecado

Bildad

– Dios es justo.

– La enseñanza de los padres (la tradición) nos da la razón.

– Describe a Job el castigo que le espera.

Zofar

– Job ha pecado

– Dios es sabio

– Cada pecado recibe su castigo

– Dios te ha castigado menos de lo que tu pecado merece.

La Actitud de Job

– Defenderse. Suficiente tengo con lo que me está pasando para que ahora ustedes me vengan a decir que estoy siendo castigado.

– La angustia no es una muestra de falta de espiritualidad, más bien es una muestra de humanidad.

– Díganme en que he fallado. ¿Qué es lo que me censuran?

Me juzgan por las palabras de un desesperado, en otras palabras, es normal que hable así, no ven mi situación. ¿Cómo hablarían ustedes?.

– Declarar su inocencia

– Llama a sus amigos consoladores sin caridad y creadores de problemas.

– Carecen de visión y sabiduría

– Faltos de sabiduría

– Amenaza a sus amigos con el juicio de Dios

– Los ridiculiza como consejeros.

– Job dice: Soy inocente, “Aunque El me matare en El esperare”. En otras palabras si la solución es declararme culpable prefiero que Dios acabe conmigo porque soy inocente. Job 13:15

– Hasta el capitulo 16 Job no se había quejado contra Dios.

– Los conceptos equivocados de sus amigos le hacen perder por un momento su visión de Dios.

No sabemos cuánto tiempo transcurre desde el inicio de la discusión, lo que si podemos pensar es que para Job fue eterna. Enfermo, sin asistencia, sin dinero y con tres “amigos” acusándolo. Al final de la discusión, la conclusión es:

“Entonces estos tres hombres dejaron de responder a Job porque El era justo a sus propios ojos”. Job 32:1.

Que desgaste para los amigos, que tortura para Job, que tristeza para Dios.

Después de tanta discusión se dieron cuenta de que no había nada de lo que pudieran acusar a Job.

Estos amigos le causaron a Job un sufrimiento innecesario al tener que defender su integridad delante de ellos.

“Cuando mi segundo hijo nació, la familia estaba alejada de la Iglesia por ciertos conflictos de tipo doctrinal que teníamos con la misión de la que éramos miembros. Una hermana fue a visitarnos y le dijo a mi esposa que por causa de nuestro alejamiento de la Iglesia nuestro hijo iba a morir. Ese iba a ser el castigo, según ella Dios se lo había mostrado en sueños. Encontré a mi esposa angustiada y llorando, tuve que consolarla y decirle que Dios no actuaba de esa manera y que además éramos inocentes de los cargos que se nos imputaban. Mi hijo hoy tiene 9 años y es un varón muy saludable.

En Job 32:2, aparece Eliu. Parece ser que fue espectador de excepción de toda la discusión, hasta ahora no había intervenido porque era el más joven (La tradición era que hablaban los de mayor edad primero). Job 32:4. Comienza su intervención así, Job 32:3-9:

– Se molesta con Job por justificarse delante de Dios.

– Se molesta con Elifaz, Bildad y Zofar por que no habían hallado la razón por la cual Job estaba en esa situación y sin embargo la habían condenado. No dieron con la solución. Tuvieron tanto tiempo de consejería sin resultados.

– Le dice a los tres ancianos que están equivocados.

Se dirige a Job de la siguiente manera:

– No soy superior a ti. Que incomodo cuando alguien te habla con aire de superioridad. Job 33:6

– He escuchado tus argumentos.

– Articula una teología correcta y amplia acerca de Dios

– Dios es superior, mayor al hombre. Dios es todo suficiente. Job 33:12

– Hay cosas que no tienen respuesta. Job 33:13

– Dios quiere dialogar contigo, cuando te hable trata de entenderlo. Job 33:14. Precisamente una de las cosas que tenia frustrada a Job era no haber obtenido respuesta de Dios a sus preguntas.

Dios también habla atraves de un mediador, quien le explicara al hombre como ser recto delante de Dios y que Dios tiene misericordia de los hombres si estos se arrepienten, los libra de la muerte y les da redención. Job 33:23-25. Aunque este texto no se considera propiamente una profecía si es una alusión directa a lo que ocurriría después, la aparición de Jesús en la historia de la humanidad hablando al corazón del Hombre, siendo mediador y salvador para todos nosotros, librándonos de la condenación eterna y redimiéndonos del pecado. Heb 1:1.

En resumen: “Job cualquiera que sea la situación por la que estas pasando en Dios está la solución y la respuesta”. Si has pecado arréglate con El, si El te quiere enseñar escúchale, si estás enfermo en El está la solución, si estas desanimado ve a su presencia.

El buen consejero abre la puerta para que el afligido escuche la voz de Dios.

Acto seguido Dios le habla a Job y el entiende. Su conocimiento teórico ahora pasa a ser un conocimiento vivencial, intimo.

Dios reprende a los tres amigos: “Su teología es equivocada”. Job 42:7.

“Y sucedió que después que el Señor hablo estas palabras a Job, el Señor dijo a Elifaz temanita: Se ha encendido mi ira contra ti y contra tus dos amigos, porque no habéis hablado de mi lo que es recto, como mi siervo Job”.

En otras palabras, Dios les dice: “Le dijeron a Job cosas sobre mi que no son ciertas”, son unos chismosos. No me conocen lo suficiente para asegurar como soy o actúo.

Job es restituido.

Las conclusiones son:

– Pase lo que pase, el creyente debe permanecer fiel a Dios. La fe no está condicionada a que Dios me dé una calidad de vida óptima, la fe está basada en la confianza en la soberanía de Dios, El sabe lo que hace. Por lo tanto estoy en sus manos y debo aceptar su voluntad cualquiera que sea sin perder la fe.

– Si tenemos una teología incorrecta, es decir, conocemos a un dios diferente al Dios de la Biblia, entonces cometeremos errores como en los que incurrieron los amigos de Job.

– La teología correcta lleva al afligido a ponerse en contacto con Dios.

– Nuestra función no es la de oficiar de investigadores privados de la vida intima de los hermanos. Nuestra función es llevarlos a Dios para que Dios les ministre.

– Somos humanos, tenemos sentimientos, emociones, reacciones, no podemos negarlas. Expresarlas no es muestra de falta de espiritualidad.

– Job pudo defenderse porque era un hombre educado en las Escrituras. Se imaginan que hubiera sucedido si no. ¿Qué pasa cuando exhortamos o aconsejamos equivocadamente a un hermano nuevo o con menos “conocimiento” que nosotros. Cuánto daño podemos hacer.

– Estamos ayudando a los hermanos o aumentando su sufrimiento.

– Tenemos un mediador, Cristo El Señor. Entremos al trono de la gracia, Dios nos está esperando. A Él no le importa cómo ni en qué situación estés, El desea encontrarse contigo, El es Tu Padre y mi Padre. Corramos a Él, nos espera con sus brazos amorosos.

Dios les bendiga.

Acerca de bereano20

Por mas de 23 años he estudiado las Escrituras. Quiero animarles a meterse en las profundidades de la Palabra de Dios. I have gone into the writings for over 23 years. I want to encourage them to get involved in the depths of the Word Of God.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s