PAN, AGUA Y SALUD EN EL DESIERTO II PARTE Éxodo 17:1-7 Por pastor Joaquín Madera


jemr04@gmail.com

INTRODUCCIÓN

¿Cuántos de los que están aquí están satisfechos con el servicio de Agua de la semana?

¿Cómo se sentirían si les diera la noticia que esta semana que el presidente Álvaro Uribe, estuvo por acá, decretara que todos los barrios de Sincelejo, van a tener agua permanente las 24 horas y gratis?. Seguro que no lo creen y es apenas normal.

Pero lo que si debemos creer es que nuestro padre Celestial, prometió bendecir nuestra agua en el desierto, figura de nuestro peregrinar hasta llegar al cielo.

Bueno ahora entremos en la trama de esta escena de Agua gratis en el desierto.

Relata el texto bíblico que partieron del desierto de Sin, donde habían comido carne de codornices y empezaron a comer pan que llovía del cielo y llegaron a Refidin, por sus jornadas.

Qué tiempo les tomó, no lo sé, pero es posible que hayan sido unos 8 a 15 días. Lo que registra números 33 es que habían acampado en Dofca y Alus.

Lo que me permite decir que llevaban al menos unos 15 días comiendo pan de gratis, desde el mismo cielo “Comida que ellos, ni sus padres habían conocido”. Todo estaba marchando bien hasta que se les acabó la reserva de agua, esa que habían encontrado en Elim, una fuente natural.

Así como unos 15 días antes Dios permitió que se les agotara el pan y la masa que habían sacado de Egipto el día que salieron, para darles el Maná, el pan del cielo, para que supieran que ellos no dependían del pan de Egipto, en el desierto, sino de Él.

Ahora, quiere mostrarles que su agua no dependía tampoco de fuentes naturales, sino de Él mismo. De esa roca de la cual nunca había brotado agua, para que esa agua de la roca los acompañara en todas sus jornadas, como bien lo dice el apóstol Pablo que “Todos bebieron de la misma bebida espiritual, porque bebían de la roca espiritual que les seguía, y la roca era Cristo”.

Pues si ellos hubieran dependido de un sustento natural, nunca habrían avanzado, pues siempre les tocaría volver a Egipto o Elim, para buscan pan y agua. Pero como Dios los invitó fue a avanzar, nunca retroceder.

Es lo mismo que nos dice hoy: No te detengas, avanza, yo respondo por ti.

1. ACAMPAR POR DIRECCION DIVNA

Una de las predicaciones de este año, les dije que para que preocuparnos de los detalles del camino, si el camino va con nosotros. Dios había decidido guiarles con una columna de nube de día y una de fuego de noche.

Y Donde se posaba la columna de nube o fuego, era el lugar escogido por Dios para acampar y/o descansar Núm. 8:18-23.

a. Refidin, el lugar escogido. 17:1

No estaban allí por azar, o por capricho de los líderes. Estaban por decisión divina.

Eso debía darles tranquilidad, que Dios respondería por ellos. Ante la necesidad de agua podemos preguntar, ¿Sería que Dios no sabía de este detalle?

Aplicación

Esto me permite decirles que independiente del lugar que él haya escogido para ti hoy, debes estar seguro que te acompaña y que así como en otras oportunidades ha respondido por ti, también responderá de manera suficiente. El te hará triunfador.

Así que el lugar más seguro para ti hoy, es aquel que él decidió por ti.

Si el lugar es incomodo, no te impacientes, ni cometas el error de aquel pueblo que:

b. Altercaron, se quejaron

Danos agua, nos sacaste de Egipto, para matarnos de sed”.

Ante eso Moisés les responde: ¿Por qué provocan a Dios?, ¿Por qué no creen en él?, ¿Por qué vienen a mí y no van a él? ¿Por qué se les olvida del trato especial que él les ha dado, no se acuerdan que les sanó el agua en Mara, les condujo hasta Elim, les viene dando pan de gratis por más de 8 días?

Parece que el enfoque de lo mediático, los volvía amnésicos. Dejaban de ser conscientes que Dios, los estaba acompañando y guiando y terminan diciendo semejante provocación ¿Esta Dios entre nosotros, si o no?

Creyeron que Moisés era su proveedor. Desconfiaron de la provisión divina, no creyeron a su palabra y su cuidado.

Aplicación

Así hay personas, que cuando las cosas no le salen bien, le echan la culpa al líder, al gobierno, a la mujer, al vecino, al perro, al gato y no a su falta de fe. Dejan de ir a la presencia de Dios, el lugar donde se resuelven todos nuestros problemas. Amén.

c. La actitud de Moisés

No altercó con ellos, no entró en discusiones innecesarias, fue a la presencia de Dios.

Moisés con esta actitud nos enseña, que toda dificultad en la vida y ministerio, se resuelve inicialmente, clamando a Dios, entrando en su secreto y tu padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

d. Encontró respuesta al problema

Adelántate al pueblo

Lleva a los ancianos

Toma la vara

Te espero en la roca

Golpea la roca

Moisés, golpeó la peña y salió agua. No le ordeno altercar, ni herir a sus adversarios, más bien golpeó a aquella peña eterna de la cual salió agua para saciar la sed de un gran tumulto de gente.

Dios suplió esa necesidad básica. Fue agua literal, de calidad UNO A y gratis, todos los días, no como nosotros que nos toca pagar agua semanal y bien costosita.

Por eso el Señor le dijo al pueblo a través del profeta Isaías 55: “Venid a las aguas, venid comprad vino y leche sin precio y sin dinero”. En ese tiempo el pueblo en la esclavitud estaba tratando de resolver sus necesidades básicas ofreciendo a los ídolos, cuando Dios estaba diciéndoles vengan a mí.

Les decía no gasten su dinero en lo que no es pan, ni su dinero en lo que no aprovecha. También es posible que se refiriera a aquellos que le apostaban al dios fortuna y al destino de Isa.65:11 “Pero vosotros los que dejáis a Jehová, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la fortuna y ofrecéis libaciones al destino”.

En el desierto en cuanto al pan y el agua siempre hubo más provisión de la que necesitó el pueblo, lo que claramente nos dice que Dios, hoy para nosotros está en capacidad de hacer lo mismo, pues él nunca ha cambiado. Y si de comparación se trata nosotros hoy tenemos más garantía de provisión, pues estamos en mejores condiciones naturales y espirituales que ellos.

Naturales: Vivimos en una tierra que produce, que si vas al mercado encuentras comida.

Espirituales: Tenemos el espíritu de Dios y su palabra que nos guían y fortalecen.

APLICACIÓN ESPIRITUAL:

Así como por la murmuración del pueblo la roca fue golpeada. Y esa roca espiritual que es Cristo 1ª. Cor.10:4, fue golpeada por nuestros pecados en la cruz, para que de allí brotara agua para saciar nuestra sed espiritual.

Lo dice Isaías 53:3-5 “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como escondimos de él el rostro, fue menospreciado y no lo estimamos. Ciertamente él llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores, el fue herido por nuestras rebeliones, y por su llaga fuimos nosotros curados”

En Cristo se resuelve nuestra hambre, nuestra sed y nuestra enfermedad. ¡ALELUYA!.

Pero luego ocurre en Num.20 otro episodio similar, Falta de agua. Unos 38 años después,

No les había faltado el agua durante estos 38 años, porque esa roca espiritual les seguía, sin embargo ante la escases de agua, vuelve la murmuración. ¡Qué problema el de la naturaleza humana!

Ante este nuevo episodio, Dios le da órdenes precisas a Moisés:

– Toma la vara

– Ve con Aarón

– Reúne a la asamblea

Háblale a la roca y veras mi gloria.

Pero Moisés no escuchó atentamente lo que Dios le dijo sino que con arrogancia le habló a la gente (cuando Dios no le había ordenado eso) y golpeó a la roca dos veces (que era a quien tenía que hablar).

Esto nos comunica las siguientes cosas:

Que le escuchemos con atención y le obedezcamos, pues Dios no es de fórmulas para actuar, es creativo y hace como quiere. Si él te usó de una manera hoy no pretendas que te use de la misma mañana o dentro de 5 años.

Que tengamos conciencia que estamos ante su santidad. No ante una asamblea. Él pudo haber impresionado a todo el pueblo, pero el Señor no comió de cuento.

Nunca lo usemos para hacer espectáculos que nos favorezcan, pues parece que Moisés y Aarón, pretendieron decir que ellos harían brotar agua de la roca. Nunca pretendamos hacer publicidad de milagros, para que la gente venga.

Que el Señor ya fue golpeado por nosotros, ahora hay que hablarle y pedirle que nos dé de su agua- que todo lo que le pidamos de acuerdo a su palabra el nos la dará, así como de la roca brotó agua para saciar la sed del pueblo. Nunca tratemos de manipularlo, muchos menos tratar de obligarlo a que nos dé, pues Él ya lo hizo por nosotros en la Cruz del Calvario.

– Pero aun en medio de la desobediencia, Dios no hizo quedar mal a Moisés- es un asunto de la gracia. Así como hoy se pueden producir sanidades y milagros solo por gracia, no porque sea fulano o zutano el que ministre.

Aplicación

– ¿Cuántas veces nos hemos acercado a esa roca (Cristo), tratando de golpearla nuevamente para que nos dé?

– No podemos dudar del Señor – EL hoy dice háblame, no me insultes – Nunca digas o pienses, o dudes si Dios está contigo. Pues eso se llama provocar al Señor, porque el pueblo de Israel, llego a preguntar, ¿Dios está o no está con nosotros?

CONCLUSION

– La decisión de bendecir, nuestro pan, agua y salud viene de EL, por pura gracia. Nuestra responsabilidad es creer a su palabra y adorarlo.

– “El cielo siempre nos dará lo que la tierra nos niega” C. Spurgeón

– Hoy solo nos basta hablarle: Entrar con confianza al trono de su gracia Heb.4:16 “Acerquémonos con confianza ante el trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”

No hay necesidad de murmuración, ni de golpes ante su presencia

– Hablémosle a la roca espiritual que es Cristo y el brotara, para nosotros. Provisión, protección y salud.

– No hay de que temer. Aunque las noticias de crisis mundial abunden, nosotros somos sus hijos, pertenecemos a otro reino. Ej. De las embajadas, los funcionarios no dependen de la economía de los países donde están, depende de la de ellos.

– Aunque las bolsas de valores se estén desplomando, la nuestra está intacta y completa en los cielos. Nuestro Padre celestial ha dicho que no nos preocupemos por las necesidades básicas, pues de ellas se encarga Él.

– Pongamos nuestra fe y corazón allá, pues donde este nuestro tesoro estará nuestro corazón.

– En resumen gracia del Señor, para darnos provisión del cielo, más diligencia nuestra, nos garantiza satisfacción y bienestar tanto material como espiritual. Amén.

Acerca de bereano20

Por mas de 23 años he estudiado las Escrituras. Quiero animarles a meterse en las profundidades de la Palabra de Dios. I have gone into the writings for over 23 years. I want to encourage them to get involved in the depths of the Word Of God.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s