A Proposito Del Funeral De Michael Jackson


El martes pasado, con ocasión del funeral de Michael Jackson, me dedique a observar la actitud, el comportamiento y las palabras de cada artista o personalidad que pasaba a la plataforma. Lo curioso es que la gran mayoría mostraban una marca o característica religiosa única e inconfundible, el evangelio. Lo anterior me llevo a reflexionar acerca de la situación espiritual del pueblo americano. Para entender con más claridad tenemos que hacer algo de Historia. Estados Unidos, recibió a los primeros puritanos (Entiéndase evangélicos radicales ingleses), a principios de los años 1.600. Los puritanos tuvieron su origen en la Inglaterra posterior a la Reforma, durante el reinado de Isabel I.
El dogma central del puritanismo era la autoridad suprema de
Dios sobre los asuntos humanos. Para algunos, tal autoridad se expresaba hasta el grado de la predestinación enseñada por Juan Calvino, pero no todos compartían esta opinión.
Además, los puritanos subrayaban que el individuo debía ser reformado por la gracia de Dios. Cada persona, a la que Dios mostraba misericordia, debía comprender su propia falta de valor y confiar en que el perdón que está en Cristo le había sido dado, por lo que, por gratitud, debía seguir una vida humilde y obediente.
Sus creencias incluían:
Un énfasis en el estudio privado de la Biblia.
Un deseo de que todos alcancen educación e ilustración (especialmente para que todos puedan leer la Biblia por sí mismos).
El sacerdocio de todos los creyentes.
Simpleza en la adoración, la exclusión de vestimentas, imágenes, velas, etc.
La no celebración de festividades tradicionales que ellos consideraban estar en violación de los principios regulares de adoración.
Creencia en guardar como obligatorio un día de la semana como está ordenado en los diez mandamientos, en el caso de ellos el día de la resurrección de Jesús, Domingo.
Algunos aprobaban la jerarquía de la Iglesia, pero otros buscaban reformar las iglesias episcopales al modelo presbiteriano. Algunos puritanos separatistas eran presbiterianos, pero la mayoría era congregacionalistas.
Como podemos ver las raíces históricas del pueblo americano son netamente protestantes y de eso no hay lugar a dudas, y es precisamente esto lo que me ponía a pensar con respecto a lo que estaba viendo:
Un ataúd con un artista que durante gran parte de su vida no pudo superar sus traumas familiares, negándose a tener una vida normal, buscando cambiar su aspecto para verse más bello y así ganar la aceptación de su padre, familia o sociedad. Me llama la atención el testimonio de una de las hijas de Martin Luther King, en el que contaba como El, había llamado a su mama enferma y le había dicho que se había arrodillado para orar por su salud, lo que indicaba su conocimiento de lo que era ser cristiano y lo que debía hacer en momentos como esos (De hecho el discurso principal en su funeral lo hizo un pastor). Entonces me preguntaba: ¿Si Michael Jackson y su familia conocieron el evangelio, porque no buscaron en Dios, en Cristo la solución a sus traumas, problemas y comportamientos equivocados?, es mas, así como el, se encuentran hoy los que desfilaron para rendirle homenaje, con problemas de toda índole, pero lo común es que conocen y saben quién es Cristo pero no buscan en El la solución. ¿Qué ha pasado entonces?. ¿Cuál es la respuesta?: Olvidaron y desconocieron lo principal de sus raíces no solo religiosas sino históricas. ¿Dónde esta?:

· La vida devocional. El estudio de la Biblia, la oración. La adoración, la consagración y el radicalismo.
· Las doctrinas, enseñadas de manera fiel.
· El impulso y la promoción del estudio de la Biblia.
· El sacerdocio de todos los creyentes.
· La comunión intima con Dios.
La respuesta es: Que hay escasez de este tipo de cristianismo en Estados Unidos hoy, y es que han distorsionado las Escrituras de tal manera que de acuerdo a las enseñanzas, doctrinas y teologías imperantes hoy en los Estados Unidos ya no hay respuesta ni solución para las necesidades más apremiantes del ser humano tal como queda demostrado en el caso de Michael Jackson y muchos otros. La vida devocional está en crisis, prácticamente no hay vida devocional.
¿Que nos dice esto a nosotros como colombianos, como latinos?:
Si miramos la historia de la Iglesia Cristiana en Colombia, esta nos dice que el primer misionero llego al país por allá entre 1.850 y 1.860, le costo de 4 a 6 años ganar a la primera persona para Cristo y 40 años establecer la primera Iglesia Evangélica en el país por los años 1.900. Muchos hombres fueron dejando la comodidad que tenían en países como Estados Unidos, Inglaterra y otros de Europa, para venir a predicar a Cristo a Colombia. Si investigamos nos vamos a encontrar con muchos creyentes perseguidos, muertos, maltratados, apedreados en Colombia, quienes fueron los que nos heredaron el evangelio a nosotros, gente como nuestros abuelos, suegros, padres, quienes a pie y por trocha caminaban de pueblo en pueblo llevando la buena nueva. Cuando me convertí a Cristo hace unos 23 años, la Iglesia Cristiana no era tan conocedora de la teología, pero era una Iglesia de gente sincera, que amaba a Cristo con sencillez de corazón, consagrada, gente de oración, ayuno, vigilia y búsqueda incesante (La historia nos cuenta de varios avivamientos en el país), gente que a pesar de sus errores actuaban convencidos de que estaban agradando a su Señor y reconocían cuando fallaban. La vida de la Iglesia Cristiana de hoy es un tanto diferente.
¿A qué viene todo esto?. Pues preguntémonos lo mismo. ¿Dónde está?
· La vida devocional. El estudio de la Biblia, la oración. La adoración, la consagración y el radicalismo.
· Las doctrinas, enseñadas de manera fiel.
· El impulso y la promoción del estudio de la Biblia.
· El sacerdocio de todos los creyentes. (La vida de adoración).
· La comunión intima con Dios.
Después de estos interrogantes, preguntémonos: ¿Sera que vamos por el mismo camino que el pueblo americano?. ¿Qué le espera a nuestros hijos, nietos?, ¿Que estamos haciendo hoy para que la Iglesia mantenga la esencia del evangelio? Y la última ¿Estaremos nosotros también desconociendo la historia?. ¿Sera que llegara un tiempo donde teniendo la solución en Cristo, nos ahoguemos en nuestros propios traumas y problemas como le sucede hoy a la gran mayoría del pueblo americano?. Algunos pensaran que hay demasiada tragedia en todo esto, pero quien no aprende los errores de la historia está condenado a repetirlos. Nuestras raíces evangélicas están en gente que amo a Dios de corazón, que se entrego, que se sacrifico, que defendió el evangelio, que predicaron a pesar de todo. Preguntémonos entonces: ¿Qué vamos a hacer con esa herencia?, sino la tenemos en cuenta, haremos como aquel que habiendo recibido una herencia material sin tener en cuenta lo que le costó a su familia conseguirla, la despilfarra y queda pobre, sin nada. Nos corresponde a nosotros mantener y cuidar nuestra herencia para legársela a las generaciones venideras.
Volvámonos a Dios con un corazón contrito y humillado. Es hora de ser cristianos sinceros, entregados, consagrados, verdaderos, discípulos a los cuales Jesús mire y diga valió la pena. (Isaías 53).

Dios les bendiga

Acerca de bereano20

Por mas de 23 años he estudiado las Escrituras. Quiero animarles a meterse en las profundidades de la Palabra de Dios. I have gone into the writings for over 23 years. I want to encourage them to get involved in the depths of the Word Of God.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s